INTENCION

La única intencion de un servidor es aportar ideas para que juntos hagamos un mejor México

domingo, 9 de septiembre de 2018

CARLOS GARDEL; El Zorzal Criollo



          "Gardel murió hace más de 80 años y cada día canta mejor"





En el mundo de la música y el espectáculo hay figurones, estrellas que se han destacado por su voz, otros por su recia personalidad, algunos lo hacen por su atractivo físico, o su elegancia, o sus dotes histriónicos, o también por su talento al escribir.

El día de hoy le propongo que recordemos a un personaje que, como pocos, reunía prácticamente todos los adjetivos que le mencioné líneas arriba, así es, me refiero al gran argentino Carlos Gardel; cantante, compositor y actor de cine, iniciador y para muchos; máximo exponente del tango, como canción.

También conocido como "El Zorzal Criollo" (El Zorzal es un pequeña ave que habita en Europa, Asia y las pampas argentinas y que se caracteriza por su particular canto, que repite hermosos tonos musicales), Gardel es reclamado como propio por varios países, ya que no está totalmente clara su fecha y lugar de nacimiento; algunas hipótesis dicen que nació en Uruguay un 11 de diciembre de 1883, otras que en Francia en similar fecha pero del año 1890. Hay unanimidad en el hecho de que vivió desde muy joven en Buenos Aires, Argentina y se nacionalizó argentino en 1923.

Gardel, aún hoy en día es un mito, sobre todo en Argentina, Uruguay y Francia, es un símbolo cultural que ya ha traspasado las barreras del tiempo. Y aunque en los países mencionados anteriormente las nuevas generaciones conocen la obra de Gardel, en otros (sobre todo de habla hispana) no lo conocen lo suficiente. Razón que me asiste para animarme a escribir unas modestas líneas y recordarlo, apoyado en algunos videos.

En 2003 la voz de Gardel fue registrada por la UNESCO en el programa "Memoria del Mundo" , dedicada a la preservación de documentos pertenecientes al patrimonio histórico de los pueblos del mundo.

El carisma y la personalidad de Carlos Gardel se fue forjando desde su infancia, vivida en Buenos Aires, del lado de su madre (su padre los abandonó desde que él era muy niño), las condiciones económicas de la familia eran muy precarias, lo que les lleva a vivir en barrios marginados, donde el joven Carlos convive  con los estratos más bajos de la sociedad.
Dentro de los frecuentes cambios de casa de la familia, llegan a vivir a un barrio cercano a la famosa calle de "Corrientes", zona donde había varios teatros, eso le permitió desde pequeño estar en contacto con el medio teatral.

El talento que el joven tenía lo descubrió pronto, ya que al estar como ayudante en uno de los teatros de su barrio, intentaba imitar los ejercicios de vocalización de los cantantes que se presentaban allí.

Con un poco de más edad, Gardel comenzó a cantar semiprofesionalmente en los cafés, su extraordinaria voz, acompañada de su carisma le abrieron rápidamente paso para relacionarse con personalidades del mundo de la música, el espectáculo y el poder político y empresarial.





Empezó a hacer algunos dúos para tener mayor penetración en los lugares donde se presentaba, el hacer dúos le permitía apalancarse con cantantes en ese momento más conocidos.

Pronto le llega a Gardel la oportunidad de grabar discos, de la mano de la "Columbia Records", principal empresa discográfica en Argentina.  El joven Gardel graba en 1912 siete discos "dobles" (hay que considerar que los discos en esos años eran de 78 RPM y contenían únicamente una canción por lado).

Como la espuma, la fama de Carlos Gardel fue creciendo entre los años 1914 y 1917, presentándose en foros cada vez de mejor nivel, llegando a actuar en Montevideo, Uruguay y varias ciudades del interior de la Argentina.
También en 1917, llevado por su fama como cantante y su carisma, incursiona en el cine filmando la película muda "Flor de durazno", en la que interpreta al protagonista.Se trató de uno de los primeros largometrajes en latino américa, cuando aún el cine era mudo.

La creciente preocupación de Gardel por su imagen, que tenía sus antecedentes en su famosa sonrisa y la simpatía que lo caracterizó desde un principio, se evidenciará también en las primeras fotos de estudio que comienza a encargar, sobre todo de quien se volvería su fotógrafo preferido, el hispano-uruguayo José María Silva y en el trabajo que iniciaría para estilizar su cuerpo, teniendo en cuenta que Gardel era un hombre bajo (menos de 1,70 de altura) y que en ese momento pesaba alrededor de 120 kilos.​ Los biógrafos Julián y Osvaldo Barsky dicen que estas conductas de Gardel indicaban "su esfuerzo por construir el galán-cantor, figura que lo proyectará internacionalmente"
Observando sus videos, se aprecia una sonrisa magnética, una recia personalidad que sumada a su sencillez, su talento y elegancia eran la fórmula perfecta de su triunfo.







En 1917 Gardel graba su primer tango, no con mucho éxito, ya que se enfrentó a múltiples resistencias de grupos tradicionales, como el músico argentino Gabino Ezeiza que veía al tango como "canciones vulgares que salían de los más bajos estratos de la sociedad, de origen bastardo y sucio".
Otros decían, criticando al tango que aquella música, nacida de la inmigración popular de principios del siglo XX, era tan proscrita por la sensualidad de su baile como por sus letras de barrios bajos y galanes canallescos.

Aún así, el tango fue ganando adeptos, y para 1918 Gardel graba varios tangos y el éxito no tarda en llegar.

Hay que considerar que el tango logra penetrar a lo más profundo de los sentimientos de un gran sector de aquella época, su estilo es novedoso; es un canto más lento, grave, melancólico y menos ansioso, caracterizado por una interpretación emocional que lo ligaba a los sentimientos del oyente.

A partir de 1920, Gardel no dejaría de grabar tangos.

Consolidado en su dominio del tango canción, Gardel ya estaba en condiciones de apuntar a Europa y al mercado musical internacional creado por el disco, mercado que en el futuro inmediato se verá amplificado por el cine y la radio.
En 1923 realiza su primera gira europea, España es quien lo recibe, la gira la realiza acompañado de otros cantantes y una compañía teatral argentina. 
Los éxitos se dan uno a otro, igual que las giras, donde el nombre de Gardel cada vez destaca por entre los demás acompañante de la delegación argentina, al grado de que llega el momento en que él solo es capaz de llenar los grandes teatros europeos, incluyendo el gran teatro de la ópera en París. 
Gardel en sus presentaciones se hacía acompañar de tres guitarras, que le daban el toque de la música de las pampas argentinas a todas sus melodías.

El prestigiado diario francés "Le Figaró" escribió refiriéndose a la presentaciones de Gardel en París aquellos años:

        "Se tiene la impresión de que ejerce una suerte de encanto magnético sobre el público"





Sus presentaciones en París se extendían por periodos de seis meses, y un par de meses en España (Madrid y Barcelona), su ritmo de vida era frenético. Y aunque el canto por si mismo le daba solvencia financiera y fama, Gardel no dejaba de pensar en una de sus más grandes pasiones; el cine.

En el año de 1930 Gardel protagoniza quince cortometrajes sonoros cortos, cada uno sobre una diferente canción; anticipándose por varias décadas a lo que fueron los llamados "video-clips" en los ochentas.
En enero de 1931 Gardel emprendió una nueva gira por Francia, iniciada con dos meses de presentaciones exitosas en Niza, ​ a fines de abril llegó a París con la firme determinación de filmar una película en los estudios que la empresa estadounidense Paramount tenía en la localidad de Joinville Le Pont, a 40 kilómetros de la capital francesa, dedicada a producir películas para los mercados no estadounidenses. Pocos días después, el 1 de mayo, lograba su objetivo y firmaba un contrato que lo incluía en un largometraje musical protagonizado por las figuras de la compañía de revistas del Teatro Sarmiento de Buenos Aires, la película estuvo finalizada a fin de mes y se llamó Las luces de Buenos Aires.

Las luces de Buenos Aires fue estrenada en Buenos Aires el 23 de septiembre de 1931. Primero en los cines más importantes de Buenos Aires y luego en los cines de barrio y del resto del país, con enorme éxito.​ Pero lo más importante fue la recepción de la película en los países de habla hispana que nunca habían podido ver a Gardel. En Guatemala se exhibió durante tres años, en Madrid todos los días durante tres meses, en Barcelona y Nueva York el público obligaba a los operadores a rebobinar la película una y otra vez para oír nuevamente "Tomo y obligo".


                                           "Tomo y Obligo"  
                           

Y aunque el éxito de Gardel era enorme en toda hispanoamérica, Estados Unidos y Francia, en su propia tierra, en Buenos Aires era duramente criticado por "haber abandonado sus raíces criollas, por cantar gringadas y macanas franco-napolitanas" (Carlos de la Púa,1931), Gardel en esos momentos no era profeta en su tierra.


En diciembre de 1931, Gardel conoce a Alfredo Le Pera, con quien escribirá sus más grandes éxitos y  construirían definitivamente y para siempre, la fama mundial del cantante.
Entre 1931 y 1935 El Zorzal Criollo alternó sus conciertos con la filmación de películas, algunas de ellas tenían la colaboración como guionista de su amigo Alfredo Le Pera.


Famosa escena de la película "Las luces de Buenos Aires" donde Carlos Gardel en una cantina de arrabal, despechado por el amor de una mujer canta "Tomo y obligo".


Gardel se presenta en 1933 en Argentina, sale para Europa y se presenta en Barcelona y París, en 1934 viaja a Nueva York a presentarse en importantes foros, estaciones de radio y al mismo tiempo se ocupa de  filmar varias películas. Es en Nueva York, donde Gardel perfecciona su canto, asesorado por arreglistas radicados en Estados Unidas y quienes trabajaban con armonías novedosas, le sugieren a Gardel un cambio mayor en su canto: que extendiera el registro de su voz hacia los tonos graves, para llegar a un barítono alto. Es con esa voz que Gardel registrará sus últimas y más célebres canciones.
Es también a finales de 1934 en Estados Unidos cuando junto con Alfredo Le Pera escriben las que son y seguirán siendo éxitos de Carlos Gardel:

"El día que me quieras"; cuya letra es una paráfrasis de un poema de Amado Nervo. De la que también Gardel filmó una película del mismo nombre en 1935.

"Por una cabeza"; tema que habla de un profundo desamor al mismo tiempo que evoca la afición de Gardel por las carreras de caballos. También fue uno de sus últimos tangos grabados.





"Volver"; no necesita presentación, quizá esté entre los tres tangos más famosos de todos los tiempos.

"Sus ojos se cerraron"; Interpretada en la película "El día que me quieras".



A medianoche del 28 de marzo de 1935 Gardel salió de Nueva York en el yate Coamo para iniciar su gira latinoamericana por Puerto Rico, Venezuela, Aruba, Curazao, Colombia, Panamá, Cuba y México. Lo acompañaban Le Pera, sus guitarristas Barbieri, Aguilar y Riverol, el boxeador argentino José Corpas Moreno como su secretario y el español José Plaja, su profesor de inglés. En Puerto Rico se sumaría al grupo el puertorriqueño Alfonso Azzaf, como masajista y encargado de la iluminación.
Gardel llegó a Puerto Rico el 1 de abril a las 5 de la mañana. Más de cuarenta mil personas lo estaban esperaban en el puerto, sorprendiendo a una comitiva que recién comenzaba a tomar dimensión de la idolatría popular que había desencadenado el cantante argentino en el público latino. Había sido contratado por una semana, pero la demanda popular fue de tal magnitud que postergó su llegada a Venezuela para actuar durante dos semanas más. 

El 25 de abril llegó a Venezuela, en la embarcación "Lara". Otra multitud los esperaba en los muelles de La Guaira y de allí en tren hasta la estación en Caracas. La presión popular sobre el ídolo fue de tal magnitud que demoró enormemente su llegada. Miles de mujeres, especialmente las adolescentes, intentaban abrazarlo y pellizcarlo e incluso el cofre del automóvil en el que iba fue destrozado por la gente para poder verlo, desencadenando una represión policial en la que Le Pera recibió una cachetada. De esa tamaño eran las pasiones que ya destaba Gardel, según las crónicas de la época. 

El 2 de junio Gardel llegó a Colombia. El diario El Tiempo de Bogotá, al anunciar el arribo del "Jilguero de las Pampas" decía que "la llegada del cantante argentino saturó a Barranquilla, que está viviendo a ritmo de tango".​ Nuevamente el afecto popular se expresaba en multitudes que lo seguían a todos lados, para abrazarlo y besarlo, con escenas de delirio colectivo que obligó una vez más a que intervinieran las fuerzas policiales. En Bogotá más de diez personas invadieron la pista en el momento del aterrizaje, con el altísimo peligro que ésto implica, una velada señal de lo que vendría.





                            Carlos Gardel en Medellín, Colombia.



24 de junio, Gardel y sus acompañantes debían continuar la gira en Cali, Colombia. Para ello tomaron un avión piloteado por Stanley Harvey, que se dirigió primero a Medellín, para que asumiera la conducción del vuelo el célebre aviador Ernesto Samper, propietario de la empresa "Saco". Al momento de despegar del aeropuerto de Medellín, aquel 24 de junio de 1935, el avión sufrió el accidente que le costó la vida a Gardel 


El accidente se produjo cuando el avión en que viajaba Gardel, un trimotor Ford, se desvió en pleno carreteo de despegue y embistió a otro avión similar de una compañía alemana que esperaba su turno para despegar, incendiándose ambos.



Las causas del accidente nunca fueron establecidas con claridad. Ambas empresas aeronáuticas mantenían una dura competencia, detrás de la cual se encontraban los intereses estratégico-militares de los Estados Unidos y Alemania. Ni bien sucedió el accidente, cada una de las empresas se apresuró a atribuirle a la otra la responsabilidad. El propio presidente de Colombia culpó con dureza a la empresa alemana. La justicia por su parte decidió que las causas del accidente se debieron a las características de la pista y a un fuerte viento proveniente del sudeste. Habrá que considerar que la aviación estaba aún en etapas primigenias, donde los sistemas de seguridad y control eran muy someros.

Gardel fue enterrado primero en Medellín, pero su albacea logró la repatriación del cuerpo. Para dicho fin, el féretro que contenía los restos mortales de Carlos Gardel debió realizar un largo recorrido que incluyó viajes en lomo de burro, carreta, tren y barco. El cuerpo del malogrado cantor pasó por las poblaciones interiores de Colombia, luego fue a Panamá, se lo veló en Estados Unidos, y llegó finalmente a la Argentina en barco hacia 1936.​ Actualmente sus restos se hallan enterrados en el Cementerio de la Chacarita, de Buenos Aires.


La voz inconfundible de Carlos Gardel sigue ahí, ocupando el lugar que la historia tenía reservada para ál. A fin de cuentas, Gardel seguirá cantando cada año mejor.





Y una buena forma de recordar sus composiciones es el  popurrí de sus grandes éxitos "Por una Cabeza" y "El día que me quieras" interpretados por Luis Miguel en un concierto en el estadio de futbol de Geba en 2012, en Buenos Aires; también aparece en el clip el tango "Uno" escrito una década después de la muerte de Gardel, muy bello también. 






Post realizado con todo mi respeto y admiración por la gran figura de Carlos Gardel.  
Esperando no incomodar a mis queridos amigos Argentinos.





sábado, 19 de agosto de 2017

PERSEVERANCIA Y TRABAJO EN EQUIPO; LA HISTORIA DE PASCUAL BOING


"Ningún jugador es tan bueno como todos juntos"
-Anónimo-





Durante ya 7 años este blog se ha ocupado de intentar relatar la historia de 
muchas marcas de refrescos y cervezas, hay en cada historia contada interesantes
incidentes que han dado puntos de quiebre a las empresas, a los trabajadores de 
ellas y a sus familias o incluso han influido en el paisaje urbano de muchas regiones.
Desde la fundación de este blog, consideré escribir sobre la marca Pascual Boing, 
lo consideré muchas veces, pero no me sentí lo suficientemente preparado 
informativamente, con buenos antecedentes históricos para abordar ésta 
fascinante historia de perseverancia; un caso de éxito del cooperativismo en 
México y una empresa refresquera 100% mexicana, con productos ganadores, 
tecnología de punta, enorme trabajo en equipo y gran visión de mercado. 

Menudos conceptos agrupados en una sola empresa: La Cooperativa Pascual Boing.

Pero cómo se dio esto?   

Qué detonó algo con tantas virtudes?

Vamos desde el principio...




Pascual S.A. se funda en 1938 por el inversionista capitalino Rafael Víctor Jimenez Zamudio, la naciente empresa pasa por un proceso de arranque que le lleva algunos años, y es hasta 1941, en plena crisis internacional, fruto de la segunda guerra mundial, es cuando empiezan a consolidarse las ventas; los primeros productos que se lanzaron al mercado fueron paletas, después agua embotellada en garrafón y por último los refrescos Pascual.
Las primeras instalaciones de la empresa se ubicaron en la colonia Anáhuac, posteriormente en la colonia San Rafael y finalmente en la colonia Tránsito, a principios de la década de 1950. Es en éste momento que la empresa Pascual comenzó a publicitar al refresco "Pato Pascual" con el slogan “Fruta en tu refresco”. 









En la misma década salió al mercado el refresco Lulú, representando por una coqueta e inocente muñeca que me hace recordar a Betty Boop y que marcó a toda una generación. 





                                              Anuncio de 1954
A mediados de esa misma década la empresa lanza un producto llamado "Mexi-Cola", el cual permaneció muy poco tiempo en el mercado, debido a un problema con su proveedor de botellas de vidrio y al vandalismo (rotura y extracción de envases en los puntos de venta) supuestamente patrocinado por las grandes compañías productoras de refresco de cola. Es curioso mencionar el hecho que refieren quienes pudieron probar este refresco, mencionan que era mucho mejor que la coca-cola. Este refresco de cola generó una gran impacto asociado con aspectos nacionales y por el gran impulso publicitario del boxeador mexicano, ídolo en ese momento, Raúl “Ratón” Macías. Aunque en su momento la empresa entendió que el refresco de cola no era su negocio principal (Core Business) y decidió concentrarse en sus refrescos de sabor y jugos. A partir del 2013 se volvió a producir "Mexicola" ahora en lata de aluminio de 12 onzas, aunque su producción es pequeña y pretende abastecer un pequeño mercado de los mismos trabajadores, familias y vecinos de las embotelladoras, simpatizantes de las marcas de la cooperativa.


A comienzos de los años 60´s la empresa ya contaba con gran reconocimiento dentro de la industria refresquera. Adquirió instalaciones en el interior de la República, así como constantes ventas a distribuidores en Estados Unidos y Japón. Fue en ese tiempo cuando se lanzó la bebida de frutas Boing! que, a diferencia de Pascual y Lulú, no contiene gas.

En el auge del crecimiento de la marca Boing, el empresario Rafael Jiménez entró en contacto con la empresa sueca Tetra Pak, su audacia le generó un contrato de exclusividad para el envasado de Boing!.
A finales de esta misma década se adquirió una planta en el norte de la ciudad de México (Planta Norte, Insurgentes Norte y la calle de Fortuna), cuyas instalaciones pertenecían a la empresa refresquera Canadá Dry, así como la franquicia para la elaboración y comercialización de sus productos. Tanto la exclusividad del envasado de Tetra Pak como la franquicia de Canadá Dry se perdieron en 1982, al originarse el movimiento de huelga.

En el mes de marzo de 1982, el gobierno decretó un aumento a los salarios del 10 hasta el 30% en algunos casos, la mayoría de las empresas acataron esa disposición presidencial, no así el dueño de Refrescos Pascual, quien se negó a otorgarles el aumento. Ante esa negativa, un grupo de obreros de Pascual acudieron a las oficinas del Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT).
Por ello, los trabajadores decidieron irse a huelga, parando las dos plantas el 18 de mayo de 1982. 
Como respuesta a esta acción, el 31 de mayo, el dueño se presentó en las instalaciones de Planta Sur dando órdenes a su gente de disparar para romper la huelga, asesinando a dos trabajadores y dejando heridos a otros 17. El luchador social, el oaxaqueño y líder ferrocarrilero Demetrio Vallejo, dirigente en esos años del PMT (Partido Mexicano de los Trabajadores) planeó las acciones a seguir, guió a los asesores y al Comité de Lucha. Hubo momentos clave durante el movimiento de huelga: la toma de las oficinas del séptimo piso de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje; la obtención de la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo, quitándole a la Confederación de Trabajadores de México (CTM) el reconocimiento legal de la huelga del 24 de mayo de 1983 y, finalmente, el triunfo del movimiento de huelga.

En agosto de 1984 en una Asamblea previa a una audiencia, acordaron anexar una alternativa más para la solución de su conflicto: que se adjudicaran los bienes de Refrescos Pascual S.A. a favor de los trabajadores quienes se comprometían a trabajar bajo el sistema de Cooperativa.
"Cuando se gana la huelga, el 30 de octubre de 1984", -relata el abogado de los trabajadores Eduardo Miranda Esquivel- "no nos liquidan los salarios caídos y las prestaciones que teníamos, sino que nos pagan con bienes. Los terrenos no entraron en el laudo, la Junta de Conciliación y Arbitraje hizo un embargo precautorio de los bienes donde venían marcas y patentes, las fórmulas, las unidades de reparto, envases, tarimas, cascos, todos los almacenes llenos de refacciones, materias primas, azúcar, cartón. Con eso nos pagan. Hacemos una evaluación para buscar el monto equivalente, pero los terrenos nunca entraron en esa adjudicación, nunca fueron de la Cooperativa Pascual, pero la Secretaría del Trabajo, a cargo de Arsenio Farell, nos presionó para seguir trabajando en las plantas de Rafael Víctor Jiménez Zamudio con la promesa de que gestionaría en nuestro favor un financiamiento para adquirir los predios y echar a andar la empresa, cosa que nunca se cumplió."
"La sociedad civil apoyó el movimiento, contamos con su buena voluntad, así como con el apoyo de los compañeros que salieron a botear para comprar alimentos, cubrir pasajes, imprimir volantes, etcétera.
"El laudo cierra un periodo y nace la Cooperativa Pascual el 17 de noviembre de 1984. El Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México nos apoya con un millón 400 mil pesos que nos permitió regularizar 17 camionetas. Esto permitió iniciar la distribución del tetrapack Boing, producido en Aguascalientes, y fue hasta el 27 de noviembre de 1985 cuando iniciamos nuestra propia producción de jugos y bebidas."
La solidaridad de pintores y grabadores
"Durante 1984 y 1985, gracias a las gestiones de artistas como Mario Orozco Rivera, dirigente del Salón de la Plástica Mexicana; Rufino Tamayo, David Alfaro Siqueiros, Francisco Toledo, Felipe Ehrenberg, Carolia Paniagua y el Taller de Gráfica Popular, entre otros, logramos que 320 artistas se solidarizaran con la causa de los trabajadores de Pascual y donaran sus obras. Nos las daban para que las subastáramos, pero preferimos conservarlas. Le dimos un valor histórico a esta donación. Por eso quisimos conservarlas y organizar exposiciones itinerantes de la colección que es ahora parte de la Fundación Cultural de Trabajadores de Pascual. Nuestra colección ya supera mil obras y los artistas han seguido donando. Hemos hecho exposiciones en Bellas Artes, el Palacio de Minería, el Museo del Carmen, el Seguro Social y hemos expuesto a José Chávez Morado, Alfredo Zalce, Guillermo Ceniceros y José Luis Cuevas."  Hasta aquí el relato del abogado Miranda Esquivel.



El 27 de mayo de 1985, la sociedad cooperativa de pascual s.c.l inició su
s actividades con el “Proyecto Aguascalientes”. Ocho camiones salieron a dicho estado para surtirse de producto (en esa ciudad aún se producía Boing!) y regresar al Distrito Federal con el objetivo de reabrir sus puertas y conquistar el mercado. Organizados, salieron a vender sus productos y comenzaron a escribir la exitosa historia de una Cooperativa 100% mexicana.
Los trabajadores ocuparon los terrenos originales de la planta, que tenían la ventaja de contar con dos pozos de agua potable. Estos terrenos no eran parte de los activos de la empresa recién adquirida, y la propiedad la mantuvo la esposa del dueño original, Victoria Valdez Cacho de Jiménez. Por lo tanto fueron ocupados mediante un contrato de arrendamiento hasta 1985, año en que expiró. A pesar de que Victoria Valdez se negó a renovarlo, Pascual mantuvo la posesión de los terrenos con el apoyo del gobierno.
Victoria Valdez demandó a Pascual en 1989 y ganó el caso en 2003. Cuando la corte ordenó a Pascual desocupar los terrenos, el entonces jefe de gobierno del Distrito FederalAndrés Manuel López Obrador, expropió los terrenos de Valdez en favor de Pascual, argumentando utilidad pública. Pascual ofreció a Valdez pagar el monto del avalúo del inmueble, calculado en 187 millones de pesos mexicanos (alrededor de 16 millones de dólares americanos); sin embargo, la parte demandante no aceptó la oferta.​ En 2005, la Suprema Corte de Justicia decretó que la expropiación era improcedente debido a que no se comprobó que hubiera utilidad pública, ya que el beneficiado por la expropiación era una empresa privada que producía un producto no esencial. Mientras que Valdez quería que le devolvieran sus terrenos, Pascual argumentaba que los costos de trasladar la planta podría poner en riesgo la supervivencia de la empresa, cuyos beneficios se distribuyen directamente entre 2 mil trabajadores que laboran en las plantas del Distrito Federal. Finalmente, los terrenos fueron desalojados en 2006.


En los terrenos de la antigua planta se hicieron exploraciones arqueologicas en el 2015, encontrando la base de antiguas chinampas.

Paralelamente a esta disputa por el inmueble original de la colonia Tránsito en la Ciudad de México, la Cooperativa inaugura en 1993 una moderna planta en San Juán del Río, Querétaro. Adicionalmente y con maquinaria traida desde Culiacán, Sinaloa, se construye otra planta en Tizayuca, Hidalgo, que inicia operaciiones en 2003. Con ésta capacidad instalada, la Cooperativa afrontó exitosamente el inicio del siglo XXI y la fuerte competencia que se daba entre Coca Cola y Pepsi, en una guerra por exclusivas para la venta de refrescos, sobre todo en el centro del país.
En Cooperativa Pascual se elaboran y comercializan bebidas naturales, saludables y nutritivas en la gama de jugos, néctares, pulpa de frutas, agua purificada y refrescos, con el compromiso de deleitar y satisfacer a los consumidores de todas las edades. Es ésta su principal característica y al mismo tiempo su gran fortaleza de mercado, ya que como hemos visto en anteriores post de este blog, la tendencia en los consumidores hacia lo natural y sin azucar crece cada día más y bien que lo saben los gigantes de la industria. No es fortuito que Coca Cola haya absorbido a "Jugos del Valle" y Pepsi tenga una fuerte sinergia con "Jumex".



Como en casi todas las empresas, la Cooperativa ha tenido momentos muy difíciles, donde se ha puesto a prueba la determinación y unión de los cooperativistas. Citemos el no muy lejano 2014; cuando el gobierno federal impuso un nuevo impuesto (IEPS) a las bebidas embotelladas, las ventas cayeron entre un 16 y 18% ese año, adicionalmente, la secretaría de hacienda incumplió un acuerdo donde otorgaría un apoyo de 400 millones de pesos para el mantenimiento de la plantilla laboral y los planes de crecimiento de la cooperativa.
Las exportaciones también se detuvieron a principios del año 2012, ya que "un "broker" norteamericano se negó a pagar 40 millones de pesos y, por el contrario, quería una indemnización de 700 millones de pesos" refiere el señor Salvador Torres, socio fundador de la cooperativa y actualmente gerente de auditoría interna de la organización, en entrevista para "El Universal".
"Afortunadamente ganamos el juicio y a finales del 2015, regresamos al mercado de Estados Unidos, lo que representa el 2% de nuestra producción ( un millón de cajas unidad) de la marca "Boing" producida en la planta de San Juan del Río" narró el señor Torres.



También existen planes de en la cooperativa de salir al mercado con agua purificada, pero el monto de las inversiones, que superan el orden de los 200 millones de pesos los han detenido, ya que es un mercado competidísimo, con jugadores muy influyentes en la mente de los consumidores. El riesgo sería descuidar lo que ya se domina y donde se tiene  el control del mercado. Cuidar lo que los mercadólogos denominan el "Core Business".
El reto está en seguir innovando, tanto en productos como en el servicio; en la forma de cómo conectar con el consumidor y tener siempre los productos cerca de los clientes.
Lo están haciendo bien, se percibe una empresa con gran empuje, inmersa en los cambios tecnológicos de ésta segunda década del siglo XXI y con muy buena iniciativa. Baste visitar su página web, para darse cuenta rápidamente de su proactividad, vía eventos y promociones.
“Todo lo que generamos es para los mexicanos, todos nuestros trabajadores son mexicanos, nuestras materias primas, la propia marca. Si hablamos de empresas 100 por ciento mexicanas, creo que en la Cooperativa Pascual somos los primeros que levantamos la mano”, afirmó José Antonio Alcántara, presidente del consejo de administración de la empresa, en una entrevista en marzo de este 2017.


Resumiendo; 
Desde sus orígenes, Cooperativa Pascual ha estado a la vanguardia en la producción de bebidas refrescantes de sabores en México, tales como:
Pato Pascual, Lulú y Mexicola que son bebidas carbonatadas; Boing, Boing más fruta, Pato Pascual Citrus, Néctasis, Agua Purificada Pascual, Agua saborizada, que no contienen gas y la leche Pascual.
Al 2015, la empresa generaba ventas anuales totales por 3,750 millones de pesos y comercializó 45 millones de cajas unidad de sus productos, contaba con 25 sucursales en todo el país y  con 355 centros de distribución. Da empleo a más de 5 mil trabajadores y 905 socios cooperativistas.
El 90% de sus bebidas son No carbonatadas.



Como colofón a esta intensa historia, les dejo el video corporativo de la Cooperativa Pascual. Ya vimos que en México, sí se puede ¡



lunes, 7 de agosto de 2017

ALGO PEQUEÑO Y SENCILLO QUE SE VOLVIÓ GRANDE: CHAPARRITAS “EL NARANJO”

Los que ya pasamos de los cincuenta años, bien recordamos en nuestros años de escuela primaria la hora del recreo, como una de los mejores momentos del día. Y dentro de esas horas de solaz esparcimiento, nuestro “lunch” o desayuno era parte primordial y por ahí también se encontraba un refresco que iba de acuerdo con nuestro tamaño y con el cual nos identificábamos. Un refresco que además de sabroso, tenía la particularidad de que al no tener gas se consideraba como más natural y más sano, llegando a competir incluso con el “Sidral Mundet”.


Si apreciado lector, me refiero por supuesto a las Chaparritas “El Naranjo”.
El génesis de éste gran negocio tiene lugar en el año de 1937 en la Ciudad de México, inicia como un pequeño negocio: la extracción del jugo de piña para venderlo en refresquerías  y juguerías de la Ciudad de México.
Botella de los setentas y ochentas




Diez años después y ante la inercia de la industrialización que llega al país, fruto del término de la segunda guerra mundial, la empresa empezó la producción de bebidas embotelladas de varios sabores: piña, mandarina, toronja y uva bajo la marca “El Naranjo”, productos que por las características de su botella se identifican con el nombre de Chaparritas, un gran diferenciador
La marca se caracterizó por ser una bebida sin gas y el primer refresco pasteurizado dentro del mercado mexicano, además de incluir en su proceso de elaboración el uso de materias primas naturales, aceites esenciales y cítricos, entre otros ingredientes.

En 1953 se creó la embotelladora Derivados de Frutas S.A. de C.V. y reforzó en el mercado  el nombre oficial de Chaparritas El Naranjo. Las características de este producto es que es un refresco sin gas, que por su calidad tradicional y característico envase fue de inmediato de la preferencia del consumidor.


En 1957 y ante la incursión de nuevos socios e inversiones frescas en aras de una mayor expansión comercial se crea la empresa Distribuidora Mezgo, S.A. de C.V, que sustituye a la anterior empresa Derivados de Frutas S.A. de C.V., la finalidad era continuar fabricando sus propios concentrados, continuar con la elaboración de refrescos sin gas y agrandar el mercado al incluir bebidas gaseosas; primeramente se produciría Sangría Señorial, (refresco que por su sabor único permanece en el gusto del consumidor incluso a nivel internacional) y posteriormente, en 1967, continuó con éxito en el mercado con su refresco Trébol.



Actualmente, Grupo Mezgo cuenta con dos modernas plantas, elabora sus propios concentrados (lo que le da una gran ventaja financiera), mantiene una constante inversión en el crecimiento y optimación de sus plantas y es 100% mexicano.


 Chaparritas el naranjo se caracteriza por ser una bebida:
·        No gasificada
·        Pasteurizada
·        Con todas los beneficios de las esencias naturales de las cuales se hace.
·         Viene en dos tamaños: plástico, que tiene un contenido de 250ml; Y cristal con un contenido de 244ml.



Distribuidora Mezgo no estuvo exenta a finales de los ochenta de los cambios en el mercado de los refrescos en México, con la encarnizada “guerra” entre los gigantes Coca y Pepsi y con la introducción masiva de los envases “pet”, a la cual debió de sumarse, so pena de perder mucha participación de mercado o incluso desparecer.

Un costo de ventas adicional para distribuidora “Mezgo” y “Chaparritas” es que todos sus productos se embotellan en las plantas que tienen en la Ciudad de México (dos plantas), algo con lo que tienen que trabajar muy eficientemente en el caso de la logística y los márgenes a sus distribuidores y detallistas.

El mercado objetivo de “Chaparritas El Naranjo” está enfocado principalmente a niños, jóvenes. Actualmente se distribuye en tiendas de conveniencia y de autoservicio. También se exporta a los Estados Unidos (principalmente los estados fronterizos).
La marca utiliza la plataforma las redes sociales para implementar acciones de marketing digital aprovechando algunas tendencias. En este año, ha publicado una serie de imágenes denominada “Súper Héroes” que mezclan la silueta de la botella del refresco con motivos de personajes de cómics llevados al cine recientemente como Batman, Superman, Deadpool, Spider-Man y Wolverine.


Chaparritas “El Naranjo” continúa como empresa 100% mexicana y busca afanosamente conservar su participación de mercado en el competidísimo mercado de los refrescos y crecer en base a su probada calidad y tradición en los nichos de mercado y regiones donde sus productos son muy conocidos y hay un buen paladar de sus refrescos. Al mismo tiempo que genera empleos directos que apoyan a cientos de familias.


Productos de Grupo Mezgo

Si usted caro lector se encuentra una nevera con unas Chaparritas bien frías, consúmalas;  le aseguro que las disfrutará, igual que lo hacíamos hace más de cincuenta años, porque como dice su eslogan "no tienen comparación".